Matar la idea para que nazca el negocio

por Francisco Santolo
Febrero 2020

Las ideas no generan ganancia. Ni siquiera garantizan ingresos. Considerar a las ideas como innovación es caer en un error habitual.

¡Hay un largo camino por recorrer desde la idea hasta el negocio! El proceso de ideación puede llevar a la invención de algo potencialmente innovador, pero la ejecución y comercialización es una parte clave y necesaria de la innovación.

Partiendo de una "gran" idea, revisemos la brecha infinita que aún existe hasta la generación de ganancia.

Manifiesto de las Ideas

Las ideas no generan ganancia
Las ideas ni siquiera garantizan ingresos
Las ideas no son innovación, sino ideación
Las ideas pueden ser o conducir a la parte de invención de la innovación.
Innovación = invención + ejecución
O mejor aún: Innovación = invención x comercialización
Y aún de la innovación a la ganancia hay un largo camino por recorrer
No puedes asociar directamente ninguna idea de producto o negocio con ganancias
Aún utilizando la mejor de las metodologías emprendedoras o de innovación
Ni diseñando una gran estrategia en base a tu objetivo
Ni habiendo diseñado un modelo de negocio virtuoso
Ni descubriendo los patrones de dolores y deseos de un segmento de cliente por medio de entrevistas
Ni creando un producto o servicio maravilloso sabiendo lo que desean tus clientes
Ni aún después de testear todas las partes faltantes del Modelo de Negocio
Ni siquiera teniendo un mapa de ventas maravilloso con excelente generación de prospectos y buena conversión
La distancia de la idea a la ganancia es ∞

Considera que las empresas multinacionales, aún conociendo a sus clientes, no pueden garantizar el lanzamiento de un nuevo producto sin variación de 2 ceros (%) en la estimación de su demanda.

¿y entonces?

No busques una idea. Enfócate en la innovación. En el problema. Innovación es resolver problemas, o abrir nuevas posibilidades, no generar ideas "disruptivas". Tampoco existe disrupción sin ejecución.

Elige tu objetivo. Define una estrategia adecuada. Diseña un modelo de negocio virtuoso que refleje dicha estrategia. Pruébelo con clientes potenciales, escucha activamente y descubre sus problemas, necesidades o deseos. Ayúdalos a alcanzar sus aspiraciones. Pivotea, itera, desarrolla al cliente junto con el producto o el servicio. Sólo después descubre el proceso de ventas adecuado. No inviertas dinero innecesario antes de tiempo. Aplica metodología.

Lee. Mejora tu ejecución continuamente. Trabaja en conjunto y relacionate con otros emprendedores. No pierdas de vista tu propósito.

Aprende ¡Aprende! ¡Aprende!

Y deja esa obsesión por las ideas.

Otros artículos de Francisco Santolo